Obesidad en el embarazo

La obesidad durante el embarazo–aparte de sus consecuencias para la salud como la diabetes–puede representar el riesgo m√°s alto de dar a luz un beb√© at√≠picamente grande, seg√ļn investigadores de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en ingl√©s). El estudio de estos investigadores se da a conocer en JAMA Pediatrics.

“Nuestros resultados subrayan la importancia de alcanzar un peso corporal saludable antes del embarazo”, dijo Cuilin Zhang, M.D., Ph.D., autora principal del estudio e investigadora de la Divisi√≥n de Investigaci√≥n Intramuros de la Salud de la Poblaci√≥n del Instituto Nacional de la Salud Infantil y el Desarrollo Humano Eunice Kennedy Shriver de los NIH. “Tambi√©n sugieren que los m√©dicos deben vigilar cuidadosamente los embarazos de todas las mujeres obesas, independientemente de si padecen o no afecciones m√©dicas relacionadas con la obesidad”.

La macrosom√≠a–gran tama√Īo corporal al nacer–es com√ļn entre los ni√Īos nacidos de mujeres obesas, especialmente aquellas que padecen de diabetes gestacional (alto contenido de az√ļcar en la sangre durante el embarazo). La macrosom√≠a aumenta el riesgo de que un beb√© sufra una fractura √≥sea durante el nacimiento. Tambi√©n aumenta la probabilidad de que el beb√© necesite nacer por ces√°rea. Tener un beb√© grande tambi√©n incrementa el riesgo de hemorragia postparto, o sangramiento excesivo al dar a luz, para una madre.

En el estudio actual, los investigadores analizaron ecograf√≠as tomadas durante el embarazo de m√°s de 2,800 mujeres embarazadas: 443 mujeres obesas sin afecciones m√©dicas acompa√Īantes, como diabetes, y m√°s de 2300 mujeres no obesas. Los investigadores categorizaron el peso de las mujeres seg√ļn la puntuaci√≥n de su √≠ndice de masa corporal (IMC). Las mujeres con un IMC entre 30 y 44.9 fueron clasificadas como obesas, mientras que aquellas con un IMC de 29.9 fueron consideradas como no obesas.

A partir de la semana 21 del embarazo, las ecograf√≠as revelaron que para los fetos de mujeres obesas, el f√©mur (hueso del muslo) y el h√ļmero (hueso de la parte superior del brazo) eran m√°s largos que los de los fetos de mujeres no obesas. Las diferencias entre los fetos de mujeres obesas y no obesas continuaron hasta la semana 38 del embarazo. Para los fetos en el grupo obeso, la longitud promedio del f√©mur fue 0.8 mil√≠metro m√°s larga (aproximadamente 0.03 pulgada), en comparaci√≥n con el grupo no obeso, y la longitud del h√ļmero fue aproximadamente 1.1 mil√≠metros m√°s larga (aproximadamente 0.04 pulgada), en comparaci√≥n con el grupo no obeso.

El peso promedio al nacer fue aproximadamente 100 gramos (aproximadamente 0.2 libras) más pesado en el grupo obeso. Además, los bebés nacidos de mujeres obesas tuvieron más probabilidad de ser clasificados como grandes para la edad gestacional (peso al nacer superior al percentil 90), en comparación con los bebés nacidos de mujeres no obesas.

El estudio no pudo determinar exactamente por qu√© los fetos de mujeres obesas eran m√°s grandes y pesados que los fetos en el grupo no obeso. Los investigadores teorizan que debido a que las mujeres obesas tienen m√°s probabilidad de presentar resistencia a la insulina (dificultad para usar la insulina para hacer descender el nivel de az√ļcar en la sangre), los niveles m√°s altos de az√ļcar en la sangre pudieran haber impulsado crecimiento excesivo en sus fetos.

Los autores se√Īalaron que estudios previos han indicado que el riesgo m√°s alto de desarrollo excesivo observado en reci√©n nacidos de mujeres obesas puede predisponer a estos infantes a obesidad y enfermedad cardiovascular posteriormente en la vida. Pidieron la realizaci√≥n de estudios adicionales que den seguimiento a los ni√Īos nacidos de mujeres obesas para determinar cu√°les problemas de salud pueden enfrentar. (Fuente: NIH/Eunice Kennedy Shriver National Institute of Child Health and Human Development)</p>

#NUTRINOTICIAS ūüďį¬†Cr√©dito BBCNEWS

Aumentan valor nutricional del maiz

Científicos de la Universidad Rutgers-Nuevo Brunswick, en Nueva Jersey, Estados Unidos, han encontrado una manera eficiente de aumentar el valor nutricional del maíz, el mayor cultivo de materias primas del mundo, insertando un gen bacteriano que hace que produzca un nutriente clave llamado metionina.

El hallazgo podr√≠a beneficiar a millones de personas en pa√≠ses en desarrollo, como Sudam√©rica y √Āfrica, que dependen del ma√≠z como alimento b√°sico y podr√≠a reducir significativamente los costos de alimentaci√≥n animal en todo el mundo. El coautor del estudio, Thomas Leustek, profesor del Departamento de Biolog√≠a Vegetal de la Facultad de Ciencias Ambientales y Biol√≥gicas, que ha mejorado el valor nutricional del ma√≠z, el mayor producto cultivado en la Tierra, se√Īala: “La mayor√≠a del ma√≠z se utiliza para la alimentaci√≥n animal, pero carece de metionina -un amino√°cido clave- y encontramos una forma eficaz de a√Īadirlo”.

El estudio, dirigido por José Planta, estudiante de doctorado en el Instituto Waksman de Microbiología, se detalla este lunes en un artículo publicado en la edición digital de Proceedings of the National Academy of Sciences.

La metionina protege las c√©lulas de los contaminantes y retrasa el envejecimiento celular La metionina, que se encuentra en la carne, es uno de los nueve amino√°cidos esenciales que los seres humanos obtienen de los alimentos, seg√ļn el Centro Nacional de Informaci√≥n Biotecnol√≥gica.

Es necesaria para el crecimiento y la reparaci√≥n de tejidos, mejora el tono y la flexibilidad de la piel y el cabello, y refuerza las u√Īas. El azufre en la metionina protege las c√©lulas de los contaminantes, retrasa el envejecimiento celular y es esencial para la absorci√≥n de selenio y zinc. Cada a√Īo, cuesta varios miles de millones de d√≥lares a√Īadir metionina sint√©tica a la semilla de ma√≠z, que carece de la sustancia en la naturaleza, apunta Joachim Messing, autor del estudio y director el Instituto Waksman de Microbiolog√≠a.

El otro coautor es Xiaoli Xiang del Departamento de Biolog√≠a Vegetal de Rutgers y la Academia de Ciencias Agr√≠colas de Sichuan en China. “Es un proceso costoso y consumidor de energ√≠a”, subraya Messing, cuyo laboratorio colabor√≥ con el laboratorio de Leustek para este estudio. “La metionina se a√Īade porque los animales no crecen sin ella, y en muchos pa√≠ses en desarrollo donde el ma√≠z es un alimento b√°sico, la metionina tambi√©n es importante para las personas, especialmente para los ni√Īos”. Incremento de un 60% La alimentaci√≥n de pollo se prepara normalmente como una mezcla de ma√≠z y soja, y la metionina es el √ļnico amino√°cido esencial que contiene el azufre que falta, seg√ļn el estudio.

Los científicos de Rutgers introdujeron un gen bacteriano de E. coli en el genoma de la planta de maíz y cultivaron varias generaciones de maíz. La enzima estimuló la producción de metionina en las hojas de la planta en lugar de toda la planta para evitar la acumulación de subproductos tóxicos, detalla Leustek.

Como resultado, la metionina en los granos de ma√≠z aument√≥ en un 57%, seg√ļn los datos de la investigaci√≥n. Luego, los cient√≠ficos realizaron una prueba de alimentaci√≥n de pollos en Rutgers y mostraron que el ma√≠z gen√©ticamente modificado era nutritivo para ellos, destaca Messing. “Para nuestra sorpresa, un resultado importante fue que el crecimiento de las plantas de ma√≠z no se vio afectado”, afirma.

En el mundo desarrollado, incluyendo Estados Unidos, las prote√≠nas de carne generalmente tienen un mont√≥n de metionina, describe Leustek; pero en el mundo en desarrollo, los agricultores de subsistencia cultivan ma√≠z para el consumo de sus familias. “Nuestro estudio muestra que no tendr√≠an que comprar suplementos de metionina o alimentos caros que tengan m√°s metionina”, afirma.

#NUTRINOTICIAS ūüďį¬†Cr√©dito Universidad Rutgers-Nuevo Brunswick

Paises de america que crecio el hambre

Así lo indica el informe Panorama de la seguridad alimentaria y nutricional en América Latina y el Caribe 2017, que acaba de ser publicado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

En comparación con el trienio anterior 2,4 millones de personas más pasan hambre en la región, alcanzando así un total de 42,5 millones de personas.

¬ŅCu√°ntos alimentos se desperdician en Am√©rica Latina?
Esa poblaci√≥n ser√≠a similar a la de un pa√≠s como Argentina: 42 millonesde “personas que no contaron con la cantidad suficiente de alimentos para cubrir sus necesidades cal√≥ricas diarias”.

El documento destaca el caso de Venezuela como el m√°s “significativo”: “En ese pa√≠s la subalimentaci√≥n creci√≥ en 3,9 puntos porcentuales con respecto al trienio inmediatamente anterior”.
En términos absolutos, esto significa un aumento de 1,3 millones de personas subalimentadas en Venezuela, lo que explica más de la mitad del aumento observado en Sudamérica.

Si esta tendencia no se modifica, América Latina y el Caribe no cumplirán con la meta de erradicar el hambre y la malnutrición en 2030, comprometida en los Objetivos de Desarrollo Sostenible.
“Vamos por mal camino. La regi√≥n ha dado un paso atr√°s importante en una lucha que ven√≠a ganando. No podemos tolerar los niveles actuales de hambre y la obesidad, ya que paralizar√° a toda una generaci√≥n de latinoamericanos y caribe√Īos”, advirti√≥ el Representante Regional de la FAO, Julio Berdegu√©.

¬ŅQu√© pa√≠ses tienen los mayores y menores √≠ndices de subalimentaci√≥n?

Bolivia tiene uno de los índices de subalimentación más altos de la región, con un 20,2%. Pero esa cifra es menor que en el trienio anterior.

Sin embargo los datos a nivel de pa√≠s confirman la heterogeneidad de la regi√≥n, ya que en 21 naciones s√≠ se redujo la subalimentaci√≥n en el √ļltimo trienio entre 2014 y 2016.
Este índice es una estimación del porcentaje de la población que no logra cubrir sus requerimientos alimentarios mínimos.

Brasil, Cuba y Uruguay son los países con menor proporción de personas subalimentadas, con menos del 2,5% de la población, un porcentaje que se mantiene igual al menos desde 2010.

Los siguen Argentina, Chile y México, con un porcentaje inferior al 5%.

“Me acuesto llorando porque no tengo nada que darles a mis hijos”: especial de BBC Mundo sobre el impacto de la crisis del hambre en Venezuela

No obstante en Argentina el n√ļmero de personas subalimentadas subi√≥ del 3,4% al 3,6%, alcanzando el mismo nivel que cinco a√Īos atr√°s.

Al otro extremo de la lista se encuentra de lejos Haití, que bajó de un 48,2% a un 46,8%.

Lo preceden Bolivia, con un 20,2%, Nicaragua, con un 17% y Honduras, con un 14,8%.

Aunque en a√Īos recientes Per√ļ se ha convertido en un ejemplo mundial de reducci√≥n de pobreza, seg√ļn el informe de la FAO y la PAHO esa progresi√≥n se estanc√≥ en 2014.

Per√ļ es un ejemplo para el mundo de c√≥mo atacar de forma efectiva el retraso en el crecimiento en los ni√Īos.

Así, de acuerdo a las cifras, el índice de subalimentación entre 2004 y 2006 era del 19,6%.

En 10 a√Īos el pa√≠s logr√≥ reducir a la mitad esa cifra, alcanzando un 7,6% en el trienio de 2013-2015.
Pero entre 2014 y 2016 ese n√ļmero se elev√≥ ligeramente hasta un 7,9%.
C√≥mo Per√ļ atac√≥ la desnutrici√≥n cr√≥nica en ni√Īos y se convirti√≥ en un ejemplo mundial seg√ļn Bill Gates

C√≥mo Per√ļ deslumbr√≥ al mundo al reducir m√°s de 50% de la pobreza en 10 a√Īos

¬ŅY si comparamos la situaci√≥n actual con la de hace una d√©cada?
A pesar de que 21 pa√≠ses de la regi√≥n redujeron el √≠ndice de subalimentaci√≥n en el √ļltimo trienio, si comparamos las cifras actuales con las de hace una d√©cada encontramos casos en los que la situaci√≥n es peor.

Venezuela es uno de cuatro pa√≠ses en Am√©rica Latina en los que m√°s gente pasa hambre ahora que hace 10 a√Īos.

Hay cuatro pa√≠ses en Am√©rica Latina en los que m√°s gente pasa hambre ahora que hace 10 a√Īos:

Costa Rica, que pasó de un 5,4 a un 5,6%

El Salvador, que pasó de un 10,7 a un 12,3%

Paraguay, que pasó de un 11,9 a un 12%

Venezuela, que pasó de un 10,5 a un 13%, la mayor diferencia negativa en la región.

#NUTRINOTICIAS ūüďį¬†Cr√©dito BBC / FAO / OMS

No desperdiciar la comida, por nuestro bien

La FAO estima que un tercio de los alimentos que se producen en el mundo (1.300 toneladas) se pierde o se desperdicia. En pa√≠ses desarrollados como Espa√Īa ‚ÄĒque desperdicia unos 7,7 millones de toneladas de comida al a√Īo‚ÄĒ, los alimentos desechados por los hogares, las industrias distribuidoras y el sector de la restauraci√≥n liberan grandes cantidades de gases de efecto invernadero. En los pa√≠ses en desarrollo, las plagas, las estructuras de almacenamiento defectuosas y las cadenas de suministro ineficientes contribuyen en gran medida a las p√©rdidas de alimentos.

Esta realidad es especialmente dolorosa en una época en la que casi 800 millones de personas pasan hambre y representa una pérdida de mano de obra, agua, energía, tierra y otros bienes utilizados en la producción de alimentos. Si fuéramos capaces de salvar tan solo una cuarta parte de la comida que actualmente se desperdicia en todo el mundo, sería suficiente para alimentar a todas las personas que sufren de inseguridad alimentaria, sin dejar a nadie atrás.

Espa√Īa desperdicia unos 7,7 millones de toneladas de comida al a√Īo
Como parte de nuestro compromiso como embajadores de Buena Voluntad de la ONU, nos hemos involucrado en el proyecto Food Africa del Fondo de Naciones Unidas para los Objetivos de Desarrollo Sostenible (Fondo ODS), que est√° tratando de mejorar la vida de los habitantes de Kaduna, una regi√≥n agr√≠cola en el noroeste de Nigeria. En Kaduna, la producci√≥n de tomates y otras hortalizas es vital para alimentar a la poblaci√≥n, as√≠ como para la generaci√≥n de empleo e ingresos econ√≥micos. Lamentablemente, la falta de instalaciones adecuadas para su almacenaje y la limitada informaci√≥n sobre los mercados terminan traduci√©ndose en p√©rdidas del 70% de las cosechas cada a√Īo.

Junto a varias agencias especializadas de Naciones Unidas (la Organizaci√≥n Mundial de Alimentos, la Organizaci√≥n Mundial del Trabajo y el Centro Internacional de Comercio), el Gobierno regional, empresarios locales y cooperativas de agricultores, estamos trabajando para introducir buenas pr√°cticas sostenibles en la cadena de valor del tomate, reducir las p√©rdidas de los cultivos e impulsar los beneficios de los peque√Īos propietarios agr√≠colas. Gracias a la contribuci√≥n inicial de Espa√Īa al Fondo ODS, el programa construir√° una instalaci√≥n de procesamiento que servir√° tambi√©n como centro de excelencia para incrementar los beneficios de los agricultores y reducir las p√©rdidas de las cosechas. El centro, adem√°s, proporcionar√° formaci√≥n relacionada con la seguridad alimentaria, el planeamiento de nuevos negocios y la diversificaci√≥n de la producci√≥n.

Agricultores de Jere Kaduna toman notas de la demostracion de cocina con los hermanos Roca.
Agricultores de Jere Kaduna toman notas de la demostracion de cocina con los hermanos Roca. SDG FUND
Precisamente, este mismo mes hemos comenzado con los primeros cursos de formación con medio centenar de hombres y mujeres jóvenes agricultores. Con ellos estamos compartiendo técnicas de conservación, preparación y distribución sostenibles para sus producciones de tomate. Además de esta formación práctica y supervisión técnica, estamos explorando también nuevos canales, mercados y consumidores para dirigir parte de la producción local de tomates y darle una salida internacional.

Asimismo, coincidiendo hoy con el Día Mundial de la Alimentación, tendremos el placer de anunciar través de las redes sociales a los ganadores del primer concurso global de cocina sostenible.

Durante seis meses fuimos proponiendo diferentes retos de cocina sostenible para que los participantes las resolvieran a través Facebook, Twitter, YouTube o Instagram a partir de sus propias recetas originales. El resultado ha sido magnífico: hemos recibido más de 2.000 recetas desde todos los rincones del mundo. Y hemos descubierto que hay muchísimas personas comprometidas con la sostenibilidad y la nutrición que, además, son muy creativas en la cocina.

En definitiva, defendemos que alcanzar los objetivos de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible relativos a la lucha contra el hambre y para la seguridad alimentaria es una responsabilidad de todos. Los gobiernos y organismos internacionales deben contribuir a reducir al mínimo las pérdidas que se producen durante el almacenamiento y el transporte y disminuir el desperdicio de alimentos de distribuidores y consumidores; aumentar las opciones de los consumidores por medio de un etiquetado apropiado; alentar el compromiso de productores, minoristas y consumidores en todos los países; y lograr avances gracias a nuevos incentivos financieros, promesas colectivas, tecnologías adaptadas a las necesidades locales y cambios en el comportamiento del consumo.

Podemos comprar fruta fea, que es igual de sabrosa, y evitar que termine en la basura de los supermercados
Pero tambi√©n, todos nosotros, desde nuestros hogares, podemos lograr cambios muy significativos introduciendo peque√Īas acciones cotidianas a la hora de elegir y cocinar nuestros alimentos.

Por ejemplo, podemos comprar fruta fea, que es igual de sabrosa y tiene las mismas propiedades, y evitar que termine en el contenedor de la basura de los supermercados.

Es muy recomendable también planificar las comidas de la semana y hacer una lista de la compra detallada; nos evitará las compras compulsivas en el supermercado con productos que no necesitamos y que solo servirían para gastar más dinero y generar más desperdicios.

Si a esto le sumamos el buen uso de todos los productos disponibles en nuestra cocina a través de recetas creativas y saludables, entre todos estaremos aportando los ingredientes necesarios para reducir el desecho de alimentos en el mundo y acercarnos un poco más al objetivo de erradicar el hambre. Es, sin duda, una gran receta.

#NUTRINOTICIAS ūüďį¬†Cr√©dito BBCNEWS

Relacionan el azucar con el cancer

Cient√≠ficos del Instituto Flamenco de Biotecnolog√≠a y las universidades de Bruselas y Lovaina, en B√©lgica, han aclarado por qu√© las c√©lulas tumorales utilizan elevados niveles de az√ļcar para seguir creciendo, lo que se conoce como ‘efecto Warburg’, un hallazgo que puede tener un fuerte impacto en la dieta de los pacientes oncol√≥gicos.

As√≠ se desprende de los resultados de un trabajo conjunto de investigaci√≥n de m√°s de 9 a√Īos que publica en su √ļltimo n√ļmero la revista ‘Nature Communications’, en el que vieron c√≥mo los tumores convierten cantidades significativamente mayores de az√ļcar en alimento, en comparaci√≥n con los tejidos sanos.

Este fenómeno ha sido ampliamente estudiado e incluso utilizado para detectar tumores cerebrales, entre otras aplicaciones. Pero hasta ahora no estaba claro si su efecto era simplemente un síntoma del cáncer, o una causa.

Mientras que investigaciones previas sobre el metabolismo de las células tumorales se ha centrado en sus peculiaridades metabólicas, este estudio aclara el vínculo entre la desviación metabólica y el potencial oncogénico de estas células.

“Nuestra investigaci√≥n revela c√≥mo el consumo hiperactivo de az√ļcar de las c√©lulas cancerosas lleva a un c√≠rculo vicioso de estimulaci√≥n continua del desarrollo y crecimiento del c√°ncer. As√≠, es capaz de explicarse la correlaci√≥n entre la fuerza del ‘efecto Warburg’ y la propia agresividad tumoral”, ha se√Īalado Johan Thevelein.

Adem√°s, este v√≠nculo entre el az√ļcar y el c√°ncer tiene consecuencias ya que proporciona la base necesaria para investigaciones futuras, pero con un enfoque mucho m√°s preciso, han celebrado.
En este caso la investigaci√≥n de c√©lulas de levadura fue esencial ya que estas contienen las mismas prote√≠nas ‘Ras’ que se encuentran habitualmente en muchas c√©lulas tumorales, que pueden causar c√°ncer cuando presentan alguna mutaci√≥n.

As√≠, utilizando la levadura como un organismo modelo, el equipo de investigaci√≥n examin√≥ la conexi√≥n entre la actividad Ras y el metabolismo altamente activo del az√ļcar.

“Observamos en la levadura que la degradaci√≥n del az√ļcar est√° ligada a trav√©s de la fructosa-1,6-bisfosfato a la activaci√≥n de las prote√≠nas Ras, que estimulan la multiplicaci√≥n tanto de c√©lulas de levadura como en el c√°ncer”, ha se√Īalado Thevelein.

Adem√°s, este experto se√Īala que una de las principales ventajas de haber usado levadura en su estudio es que “no se vio afectada por otros mecanismos alternativos de regulaci√≥n celular en mam√≠feros, que puede tapar otros procesos fundamentales subyacentes”.

#NUTRINOTICIAS ūüďį¬†Cr√©dito EUROPA PRESS

Nueva investigacion para tratar diabetes

Un peque√Īo ensayo cl√≠nico en Pa√≠ses Bajos encontr√≥ que un trasplante fecal de un donante delgado puede mejorar temporalmente la resistencia a la insulina en hombres obesos, pero s√≥lo la mitad de los receptores respondieron.

Tras una investigaci√≥n m√°s profunda, los autores descubrieron que pod√≠an predecir el √©xito del tratamiento analizando la composici√≥n fecal de cada paciente, un hallazgo podr√≠a ayudar a dar forma al desarrollo del trasplante fecal personalizado para la diabetes, seg√ļn informan en un art√≠culo publicado este martes en ‘Cell Metabolism’.

“Ahora, hemos demostrado que se puede clasificar a las personas en base a sus muestras fecales”, afirma el autor principal del estudio, Max Nieuwdorp del Departamento de Medicina Interna y Vascular de la Universidad de √Āmsterdam, Pa√≠ses Bajos.

“Esto nos permite clasificar las enfermedades con m√°s sensibilidad\”, a√Īade.
Seis semanas despu√©s de que los participantes recibieran material fecal de un donante delgado, la mitad de ellos vieron una mejora en la sensibilidad a la insulina, mientras que la otra mitad no mostr√≥ ning√ļn cambio.

Los investigadores compararon la microbiota antes del tratamiento de ambos grupos y encontraron que los que no respondieron eran los que empezaron con menos diversidad bacteriana.

En este ensayo de control aleatorio, los investigadores reclutaron a 38 hombres obesos con s√≠ndrome metab√≥lico, una enfermedad que incluye presi√≥n arterial alta, az√ļcar en la sangre y exceso de grasa. Tambi√©n reclutaron a 11 donantes delgados con una microbiota saludable. Los investigadores tomaron muestras de sangre y heces para establecer una l√≠nea de base para cada persona y emparejaron a hombres obesos aleatoriamente con un donante delgado.

Seis semanas después del trasplante fecal, los investigadores tomaron sangre y muestras de heces nuevamente y observaron una disminución en la resistencia a la insulina, un importante factor de riesgo para la diabetes tipo II, en la mitad de los participantes. También vieron cambios en la composición de la microbiota de los receptores; pero eran sólo cambios a corto plazo. Tres meses más tarde, la microbiota de todos los receptores había vuelto a sus estados originales.

Nieuwdorp y su equipo se hab√≠an inspirado en estudios previos sobre trasplantes fecales en pacientes con ‘C. Difficile’.
“Un estudio piloto del s√≠ndrome metab√≥lico en 2012 llev√≥ a un ensayo controlado y aleatorizado en pacientes con’ C. Difficile’, que se public√≥ en 2013 en ‘New England Journal of Medicine’ –relata–. Con este an√°lisis m√°s reciente, obtenemos m√°s informaci√≥n sobre qu√© est√° sucediendo en las interacciones entre la microbiota intestinal y el metabolismo humano”.

Los resultados de este trabajo pueden ayudar a futuros investigadores a predecir el √©xito de los estudios de trasplante fecal. Si las muestras fecales de los receptores se analizan previamente, entonces los tratamientos pueden ser m√°s personalizados. Nieuwdorp destaca: “Hemos demostrado algunos efectos importantes y comenzamos a ver que podr√≠a haber alg√ļn poder real para tratar a las personas mediante la reposici√≥n de las cepas bacterianas intestinales desaparecidas”.

#NUTRINOTICIAS ūüďį¬†Cr√©dito EUROPA PRESS

Determinan proteina contra la obesidad

Investigadoras del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares Carlos III (CNIC) de Madrid han identificado una proteína que podría servir como potencial objetivo terapéutico para reducir la obesidad en el futuro.

La investigaci√≥n, dirigida por las cient√≠ficas del CNIC Guadalupe Sabio y Nuria Matesanz, ha demostrado que la prote√≠na denominada MKK6 controla la transformaci√≥n de la grasa blanca ‚ÄĒacumuladora de l√≠pidos‚ÄĒ en grasa marr√≥n ‚ÄĒla que quema los l√≠pidos para mantener nuestra temperatura corporal (reduciendo as√≠ la obesidad)‚ÄĒ. El estudio, hecho en colaboraci√≥n con cient√≠ficos del Centro de Investigaci√≥n en Medicina Molecular y Enfermedades Cr√≥nicas (CiMUS) de Santiago de Compostela y de la Universidad de Extremadura, se ha publicado esta semana en Nature Communications.

A día de hoy, la obesidad ya se considera epidemia: unos 2.200 millones de personas sufren sobrepeso u obesidad en el mundo. Con la colaboración de investigadores del Hospital Universitario de Salamanca, el grupo de investigación de Guadalupe Sabio analizó muestras de grasa de pacientes obesos y descubrió una proteína, la MKK6, que está presente en mayor cantidad de lo habitual.

Al analizar su funcionamiento, las investigadoras del CNIC encontraron que dicha prote√≠na reduce la transformaci√≥n de la grasa blanca (acumuladora de l√≠pidos) en grasa marr√≥n, que consume esos l√≠pidos para generar calor. Y es que, la grasa corporal es esencial para mantener el equilibrio energ√©tico y ayudar a regular la temperatura del cuerpo, pero no toda la grasa es igual, sino que nuestro metabolismo cuenta con dos tipos de tejido graso: un tejido adiposo blanco que almacena calor√≠as extra, y el marr√≥n o pardo, una grasa ‘buena’ que quema energ√≠a para mantener la temperatura adecuada.

La incapacidad de transformar la grasa blanca en parda est√° causada por la prote√≠na llamada MKK6 La grasa parda puede activarse por el fr√≠o y “genera calor en lugar de almacenar grasa”, explica Sabio. Pero lo m√°s interesante es que la grasa blanca normal “puede llegar a transformarse en parda y aumentar as√≠ la temperatura corporal”, un hallazgo que ha convertido a la grasa parda en una posible diana terap√©utica para tratar de eliminar el sobrepeso.

Seg√ļn explica Nuria Matesanz, sus resultados indican que “las personas obesas pierden esta capacidad de activar la grasa parda o de transformar la grasa blanca en parda y, por tanto, de perder peso mediante este proceso”. En el estudio, las investigadoras han visto que esta incapacidad de transformar la grasa blanca en parda est√° causada por la prote√≠na llamada MKK6, que est√° aumentada en la grasa de las personas obesas.

Con modelos animales han podido demostrar que dicha proteína provoca que la grasa blanca no se pueda transformar en parda. Así, los ratones que carecen de esta proteína tienen una mayor cantidad de grasa parda y, en consecuencia, se encuentran protegidos ante la obesidad al eliminar la energía sobrante en forma de calor.

Las investigadoras han demostrado incluso que la eliminación de esta proteína, una vez los ratones son obesos, serviría para frenar la obesidad y reducir peso. Todos estos datos confirman que la MKK6 podría convertirse en una diana terapéutica en la lucha contra la obesidad.

#NUTRINOTICIAS ūüďį¬†Cr√©dito Centro Nacional de Investigacion Cardiovascular Carlos III

Te negro mejora la salud y adelgaza

Un nuevo estudio trae a la palestra el t√© negro, el de siempre, como un buen ayudante para desprenderse de unos cuantos kilos, acelerando el metabolismo. Adem√°s, siempre seg√ļn la investigaci√≥n, llevada a cabo en la Universidad de California Los √Āngeles (UCLA), la infusi√≥n favorece la salud intestinal.

Para el estudio, los cient√≠ficos utilizaron ratones a los que se dividi√≥ en cuatro grupos en funci√≥n de las dietas a que se sometieron: baja en grasas, az√ļcares altos; alta en grasas y az√ļcares; alta en grasas, az√ļcares y extracto de t√© verde; alta en grasas, az√ļcares y extracto de t√© negro. Se pes√≥ a los ratones durante una semana.

Lleno de antioxidantes y muchas otras sustancias, el té verde es una de las bebidas más saludables que existen.

Los resultados mostraron que al final del estudio, los ratones a quienes se suministró extractos de los tés habían adelgazado lo mismo que los que se vieron sometidos a la dieta baja en grasas. Y que, además, los que tomaron extracto de té negro también presentaron una cantidad mayor de Pseudobutyrivibrio -una bacteria que influye en el metabolismo- en sus organismos.

Es la primera vez que el té negro se equipara al té verde en lo referente a la salud intestinal.

‚ÄúSab√≠amos que los polifenoles del t√© verde son m√°s efectivos y tienen m√°s beneficios que los del t√© negro, pues los compuestos qu√≠micos verdes se absorben mejor por la sangre y los tejidos. Nuestros hallazgos muestran que el t√© negro puede tambi√©n contribuir, a trav√©s de un mecanismo espec√≠fico de la flora intestinal (o microbioma) a una mejor salud y a la p√©rdida de peso en humanos‚ÄĚ, dijo la Dra. Susanne Henning, autora del estudio. Y a√Īadi√≥ que ‚Äúlos amantes del t√© negro tienen una nueva raz√≥n para no cambiarse al verde‚ÄĚ.

Eso s√≠, hay una cortapisa: el t√© debe tomarse sin leche, lo que es una mala noticia para quienes lo toman con la cl√°sica nube. Los autores recalcan que si bien estos hallazgos podr√≠an avalar el t√© negro como ayuda para adelgazar, los ratones son muy diferentes a nosotros y la √ļnica manera cien por cien segura de adelgazar es una dieta equilibrada y sana complementada con ejercicio.

El estudio se publicó en la revista European Journal of Nutrition.

#NUTRINOTICIAS ūüďį¬†Cr√©dito UCLA

Buscan preservar metabolismo toda la vida

Investigadores han encontrado que, en un modelo de rat√≥n, puede ser posible alcanzar la salud metab√≥lica durante toda la vida. Cient√≠ficos de la Escuela de Salud P√ļblica T.H. Chan de la Universidad de Harvard,

En Boston, Massachusetts, Estados Unidos, descubrieron que los ratones que carecen de proteínas de unión a ácidos grasos (FABP, por sus siglas en inglés) exhiben una protección sustancial contra la obesidad, la inflamación, la resistencia a la insulina, la diabetes tipo 2 y la enfermedad hepática grasa a medida que envejecen frente a roedores con FABP.

Sin embargo, no se detect√≥ que esta notable extensi√≥n de la salud metab√≥lica alargue la vida √ļtil

“Desde una perspectiva de salud p√ļblica, extender el n√ļmero de a√Īos que las personas son saludables ser√≠a un gran logro”, afirma G√∂khan S. Hotamisligil, profesor de Gen√©tica y Metabolismo y presidente del Departamento de Gen√©tica y Enfermedades Complejas y del Centro Sabri √úlker en la Escuela Chan de Harvard.

“Nuestros resultados demuestran que esto puede ser posible a trav√©s de un mecanismo que puede traducirse a las poblaciones humanas a trav√©s de intervenciones farmacol√≥gicas y nutricionales”, agrega este experto, cuyo trabajo se detalla en la edici√≥n digital de este martes de ‘Cell Reports’.

Las FABP son prote√≠nas escolta o “chaperones l√≠pidos” que se enclavan en las mol√©culas de grasa, las transportan dentro de las c√©lulas y dictan sus efectos biol√≥gicos. Trabajos previos del laboratorio de Hotamisligil revelaron que cuando los ratones deficientes en FABP recib√≠an dietas altas en grasas o con alto contenido de colesterol, no desarrollaron diabetes tipo 2, h√≠gado graso o enfermedad cardiaca.

La salud metab√≥lica normalmente se deteriora con la edad y los investigadores creen que esto contribuye a las patolog√≠as cr√≥nicas asociadas con la edad y la mortalidad. Los estudios han demostrado que las dietas altas en calor√≠as deterioran el metabolismo y aceleran el envejecimiento; por el contrario, se ha demostrado que la restricci√≥n cal√≥rica previene las enfermedades metab√≥licas relacionadas con la edad y prolonga la vida √ļtil.

En el nuevo estudio, Hotamisligil, los coprimeros autores Khanichi Charles y Min-Dian Li, y colegas examinaron la funci√≥n metab√≥lica en m√ļltiples cohortes de ratones carentes de FABP a lo largo de su vida.

Encontraron que la deficiencia de FABP redujo notablemente el aumento de peso relacionado con la edad, la inflamación, el deterioro de la tolerancia a la glucosa, la sensibilidad a la insulina y otras disfunciones metabólicas; un efecto que fue más fuertemente detectado en ratones femeninos que en machos.

Sin embargo, sorprendentemente, no encontraron ninguna mejora en la vida ni en la preservación de las funciones musculares, cognitivas o cardiacas con la edad.

Los investigadores observaron similitudes entre las alteraciones en la expresión génica de los tejidos y las firmas de metabolitos en el modelo genético con deficiencia de FABP desarrollado para este estudio y las alteraciones que se producen debido a la restricción de calorías.

Los hallazgos sugieren que puede ser posible imitar parte de los beneficios metabólicos de la restricción de calorías dirigiéndose a FABPs. Además, al examinar las diferencias moleculares entre estos modelos, también puede ser posible identificar otras vías que contribuyen a una mayor esperanza de vida o estrategias alternativas para prevenir enfermedades metabólicas.

#NUTRINOTICIAS ūüďį¬†Cr√©dito EUROPA PRESS

Argentina, primero en obesidad en America Latina

El reciente informe publicado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) no es alentador para Argentina, y es que el país terminó en primer lugar entre los más obesos de Latinoamérica.

Todavía más preocupante, aparece la cifra de obesidad infantil en el país, que asciende al 27,8% de los menores.

En primer lugar, los expertos ponen a la mala alimentaci√≥n como uno de los principales causantes de esta epidemia de escala global. En segundo t√©rmino, la OMS se√Īala que la falta de ejercicio es uno de los pilares en la obesidad, tanto en adultos como ni√Īos. Por √ļltimo, la Organizaci√≥n apunta a la calidad de los alimentos y el abuso del consumo de bebidas endulzadas artificialmente, como dos factores a tener en cuenta si se quiere revertir la situaci√≥n.

Por lo expuesto, los expertos de la OMS realizaron una serie de recomendaciones para las poblaciones con los mayores indicadores de obesidad en nuestro continente. En el caso de Argentina, apuntan a reemplazar el consumo de carne de res, que a la fecha asciende a 57 kilos per c√°pita en lo que va de 2017.

Hilando fino, los expertos apuntan a reemplazar los cortes más baratos (a los que acceden las clases populares), por otros tipos de carne magros, como el pollo o el pescado. Es que Argentina tiene un mar muy rico en alimentos, así como una extensiva producción de aves de corral, lo que podría favorecer el reemplazo de la carne de res por una opción más saludable, como la carne de pavo.

Mejorar su conocimiento sobre los tipos de calorías que está consumiendo. En el caso de no disponer del tiempo existen aplicaciones para todo tipo de dispositivo</a>, que ayudan a regular el peso mediante una dieta fácil de seguir. Además, muchos de estos programas están relacionados con otros que ofrecen rutinas de ejercicio muy completas, con la posibilidad de llevar un registro de su progreso a lo largo del tiempo. Las claves para mantener o bajar de peso es alimentarse adecuadamente para la cantidad de energía que necesitamos diariamente, pero además realizar ejercicio para quemar todo exceso.

Adem√°s, es muy importante alejarse de algunos platos tradicionales argentinos, cuya composici√≥n incluye grasas saturadas y otros ingredientes asociados al incremento de peso, como son el asado (cortes grasos como la entra√Īa o achuras), las empanadas, pasteler√≠a frita, el dulce de leche y muchos otros. Una buena opci√≥n para reemplazarlas es la gastronom√≠a japonesa.

#NUTRINOTICIAS ūüďį¬†Cr√©dito OMS